Comercio de alto nivel

Minimizar la barrera visual y permitir al comprador que se acerque lo más posible, sin quitar la protección, es clave para conseguir una experiencia emocional e impactante.

¿Cómo podemos ayudarte?

Esa es la razón por la que el diseño del expositor que contiene la pieza es tan importante. 

Con un vidrio anti-reflectante, el cliente puede ver mejor -y casi sentir- el objeto. Lo hace incluso más realista y bello. Al haber menos reflejos que distraigan la vista, el valor emocional se incrementa. Los clientes, de hecho, se sienten más cercanos al producto y esto puede fomentar la compra. 
Esto es especialmente importante cuando el objetivo es exhibir algunas de las piezas y objetos más preciados del mundo. 
El uso de vidrio anti-reflectante para evitar los brillos y reflejos no deseados hace posible una interacción más cercana e íntima con la máscara de Tutankamón, la obra de Leonardo da Vinci o esa maravillosa pieza de joyería.

Beneficios del producto

Para maximizar el efecto "invisible" de Guardian Clarity™ y resaltar el producto expuesto, éste se puede combinar con el vidrio de bajo contenido en hierro Guardian UltraClear™. El uso de Guardian UltraClear™ ayuda a incrementar la transmisión de luz y a neutralizar el color verde de los vidrios estándar para conseguir una apariencia de claridad cristalina.

Cuando se diseña con vidrio es esencial tener en cuenta el punto de vista del usuario: ¿tus invitados, visitantes, empleados se sentirán seguros en este entorno excepcional? Combinando el vidrio Guardian Clarity™ con Guardian LamiGlass® ayudarás a garantizar una experiencia segura.

Podemos ayudarte a conseguirlo

¿Cómo podemos ayudarte?